Enrique Bunbury celebra 35 años de rock.

Fotos: OCESA / Liliana Estrada

El pasado viernes el «domo de cobre» reabrió sus puertas tras la situación sanitaria en al que hemos vivido durante dos años, para recibir a los fans mexicanos de una de las leyendas del rock en español, Enrique Bunbury.

Con un recinto casi lleno, el cantante españon arribó al escenario al rededor de las 21:00 hrs, dando inicio a su show con «Los términos de mi rendición», seguido de «Cualquiera en su sano juicio», «El precio que hay que pagar» y «El club de los imposibles».

Ante un publico entregado y enmedio de gritos ensordecerores, Bunbury agradeció a su público por acompañar su carrera y celebrar junto a él sus años de trayectoria.

«El momento de aprovechar el momento», «Cuna de caín», «Despierta», «Más alto que nosotros solo el cielo» y «Hombre de acción», fueron las canciones que continuaron en el set de 24 temas que interpretó, sin que existiera alguno donde el público no acompañara al cantante.

Sin duda, Bunbury nos reafirmó que actualmente tiene una de las carreras más fructiferas en el medio, dejando afónicos a sus fans con la gran variedad de temas interpretados, llegando casi al final de la noche con  «Que tengas suertecita», «Los habitantes», «El extranjero» y «Lady Blue», dejando a los asistentes con ganas de disfrutar un par de temas más.

El regreso al escenario lo hicieron con «Antes de desayunar», seguido «Maldito duende», un clásico que cantaba originalmente con Los Héroes del Silencio, para dar final a la velada con «La Constante».

Lamentablemente a causa de una faringitis, el cantante tuvo que cancelar su fecha del sábado, reprogramando para el lunes.